by Lisa Haney

miércoles

GENIO, un poema de Jorge M. Molinero.

Lo he leído,
ninguno lo pudo superar. Todos murieron
alcoholizados o drogadictos,
locos
depresivos. La mayoría se suicidó
antes de la treintena,

no pudieron saltar la sombra alargada
      de su padre
considerado un genio.

Por eso yo, ahora, en vez de escribir
el poema que me haga inmortal,
me tumbo en el sillón a escuchar a INXS
en calzoncillos. Me corto las uñas de los pies,
engordo con bollería industrial y me quejo de todo.

Es mi manera de apartar un peligro más
a mi pequeña Julieta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Escupe: