by Lisa Haney

lunes

Un poema de EL LADRÓN DE PERAS, de FELIPE ZAPICO

Aspiro a poco, 

o tal vez a mucho, 

contrastar las estaciones, 

disfrutar de los ciclos lunares, 

si estoy en el mar deleitarme con el sinfín de las 

mareas. 

Otra luna llena de agosto, 

esta vez no nació roja de sangre atrasada, 

sobre las cinco de la mañana iluminaba el huerto, 

el seto, los arcos de los rosales, 

iluminaba tanto que hasta creí verte. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Escupe: